banner 2

Jorge Serrano o la bancarrota ética de los moralistas Featured

25 Febrero 2016 By Omar Feliciano In Articulos
Jorge Serrano o la bancarrota ética de los moralistas Imagen tomada de elimparcial.com

Despierto con la noticia de que Jorge Serrano Limón, líder de ProVida, organización integrista católica, ha salido del Reclusorio Norte gracias a que pagó su fianza. Sus defensores acreditaron el pago de 150 mil pesos por obligaciones procesales, 13 mil 572 pesos por multa y 25 millones 764 mil 539 pesos por reparación del daño. Barato le ha salido a este líder de ultraderecha, quien luego de desviar 25 millones de pesos de proyectos que tenía comprometidos con la Secretaría de Salud, ha librado la cárcel con fianza y amparos. Sin embargo, todavía falta conocer el fallo de los tribunales para cerrar esta saga que comenzó hace más de diez años.

Los detalles de esta historia de tangas, plumas de lujo, facturas irregulares y empresas fantasmas se cuenta a través de la investigación hecha por Fundar con el apoyo de organizaciones de la sociedad civil, que lleva el título “El caso Provida: cuentas pendientes en la transparencia y la justicia”. Además, en “Notas sobre el tangagate y la extraña moral de los fundamentalistas” ya narré los detalles de la asignación irregular de recursos al grupo integrista por parte del entonces diputado presidente de la Comisión de Presupuesto, Luis Pazos, quien ha mantenido un silencio cómodo sobre la aprehensión de Serrano Limón. Al igual que Julio Frenk, en ese entonces secretario de salud.

Cabe recordar que los tiempos de auge de Serrano Limón se dieron en un contexto en el que la nueva evangelización de Juan Pablo II encumbró a las clases altas mexicanas católicas, en las que los Legionarios de Cristo encontraron su apogeo. De ahí que, para este líder de ultraderecha resultara cómodo hablar del no nacido y de una protección absoluta hacia éste, dejando en segundo plano a las mujeres gestantes.

No olvidemos que la Secretaría de Salud, al dar recursos a Serrano Limón, decide apoyar programas que comparten una visión antiderechos y ultraconservadora que va en contra mismo de las políticas públicas de la propia dependencia. Es decir, dejar de lado los derechos de las mujeres y proteger solamente al no nacido es ir en contra de todas las medidas que se han aprobado para garantizar los derechos de las mujeres embarazadas, así como de cumplir con los compromisos internacionales a los que México está obligado.

El colmo de las acciones de Serrano Limón fue apoyar la campaña del canal católico María Visión por la adopción espiritual de un niño no nacido. Se trata de rezar nueve meses, es decir lo que durarían los embarazos interrumpidos. Además, dentro de sus acciones provocadoras está el ir a la Suprema Corte y a espacios públicos sosteniendo un feto de plástico.

En México una de cada cuatro niñas sufre de abuso sexual antes de cumplir 18 años y seis de cada diez abusos sexuales son cometidos en el hogar por familiares o conocidos cercanos, de acuerdo con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas. De estas niñas, a pocas se les autoriza interrumpir el embarazo, siendo que es legal por ser víctimas del delito. La actitud indolente de Serraño Limón lo único que hace es añadir sal a la herida, pues parte de una superioridad moral en la que reza desde la comodidad de su habitación ignorando la situación de las niñas y adolescentes mexicanas.

Con los recursos que la Secretaría de Salud le otorgó para la salud de las mujeres y la compra de los antirretrovirales de personas que viven con VIH, Serrano Limón decidió comprar, entre otras cosas, las famosas tangas, ¿será posible que este sujeto salga librado de sus fraudes?

La doble moral es otra falla moral necesaria de nombrar en este recuento. Resultado de la investigación periodística, noticieros Televisa reveló en 2004 que el centro de Netzahualcóyotl, beneficiado por el dinero desviado, practicaba abortos clandestinos por dos mil pesos. Verónica, una joven violada, les pidió ayuda y por esa cantidad de dinero interrumpió su embarazo clandestinamente. “Aquí te esperamos y no desperdicies tu cita, hay muchas “chavas” que quieren tu oportunidad, ahora mismo tengo en la sala a dos que se están peleando por la cita”, le dijo Josefina, la mujer del centro que la atendió.

No quiero contar detalles de la caída de Serrano Limón y su Comité Nacional Provida, lo que quiero mostrar es la bancarrota moral de estos integristas antiderechos que con sus acciones obstaculizan el avance, respeto y garantía de los derechos de las mujeres. Por ejemplo, el conductor Esteban Arce y plataformas conservadoras que han pedido firmas para que el presidente Enrique Peña Nieto libere a Serrano Limón, no han dudado en afirmar que se le acusa de un “delito administrativo menor”, convenientemente olvidan lo que ha dicho la cabeza de su iglesia: “la corrupción es un mal más grande que el pecado.

Como bien señalan en las redes sociales: ¿En qué momento Esteban Arce pasó de vulgar alburero a presentador de noticias y defensor de las buenas costumbres? Este personaje también olvida las palabras del papa Francisco: “El corrupto no puede aceptar la crítica, descalifica a quien la hace, busca disminuir cualquiera autoridad moral que pueda cuestionarlo”. Robar los recursos destinados para la salud de la mujer y de quienes viven con VIH es moralmente reprobable, independientemente del código ético usado como referencia.

Para Hans Küng, teólogo católico, el mandamiento de “no robarás” es uno de los principios necesarios en los que están fundados la mayoría de los códigos éticos y religiosos. En eso estamos de acuerdo moros y cristianos, en lo que no estamos de acuerdo es en que su moral religiosa debe de regir las vidas de quienes no seguimos su religión mucho menos al pretender convertirlas en políticas públicas y fallos judiciales.

He decidido citar al papa Francisco no sólo porque su visita sigue fresca, sino porque su mensaje contra la corrupción debe ser recordado por aquellos que dicen seguir sus enseñanzas y emocionarse con el mensaje de su visita. Por congruencia, quienes se dicen católicos deben de exigir justicia por los millones que terminaron ilegalmente en las arcas de Provida en vez de participar en el encubrimiento. Sé que es difícil pedir esto cuando tenemos tantos años de obstrucción de la justicia contra los curas pederastas y el silencio cómodo de quienes se dicen orgullosamente conservadores por celebrar la moral católica inflexible. Quienes pagaron la fianza de Serrano Limón deben entender que no realizaron un acto de caridad, sino de complicidad con el promotor de una desviación doctrinaria que hace del no nacido un ser superior y de la corrupción el rito con el que se le adora.

* Omar Feliciano es responsable de medios digitales de @GIRE_mx

Por: Omar Feliciano (@tipographo)

Tomado de la web: http://www.animalpolitico.com/

Suscribete

Contactenos

Contactenos via telefonica o correo electronico

  • Teléfono: (511) 447-8668

Siguenos

Síguenos en Facebook y otras redes sociales.